Es necesario escuchar a los profesionales antes de abordar la reorganización de la UPA del Materno Infantil

Portada » blog » Es necesario escuchar a los profesionales antes de abordar la reorganización de la UPA del Materno Infantil

Es necesario escuchar a los profesionales antes de abordar la reorganización de la UPA del Materno Infantil

Desde Podemos Asturies no entendemos la celeridad con la que la consejera de Servicios y Derechos Sociales pretende llevar a cabo una reorganización de la Unidad de Primera Acogida (UPA) del Centro Materno Infantil del calado que se pretende. Los propios profesionales del centro se oponen a la forma en que se quiere llevar a cabo esta reorganización. Desde hace tiempo, denuncian la carencia de recursos, así como ciertas instrucciones y órdenes por parte de la Dirección del centro que, en ocasiones, se alejan de buenas praxis. Hay que recordar que la Unidad de Primera Acogida (UPA) ha sufrido recortes que afectan a los menores, como la eliminación de la plaza de maestro, lo que conlleva que los menores no escolarizados no tengan garantizado el derecho a la educación. Asimismo se han producido recortes en los equipamientos, las actividades, o ciertas herramientas necesarias para llevar a cabo proyectos socioeducativos.

En este escenario de conflicto, y lejos de tratar de buscar soluciones de consenso, la Consejería de Servicios y Derechos Sociales pretende acometer una reorganización en la que no queda del todo claro si responde a la evidencia de un incumplimiento legal durante tres años, o simplemente se trata de desintegrar un equipo de profesionales que apelan a los principios que deben salvaguardarse en la intervención socioeducativa con menores. Pareciera que estemos ante un castigo al equipo de profesionales y no ante una solución para los menores de la unidad de primera acogida.

A todo esto hay que añadir la falta de previsión ya que, tratándose de una Administración Pública, cuesta mucho dinero a los asturianos y a las asturianas. Cabe recordar los costes que supuso el traslado temporal de la UPA al Fundoma, mientras se llevaban a cabo las obras en el Materno.

Podemos no se opone a una reorganización de las estructuras que permiten implementar las medidas de protección, pero el cómo, la forma de llevarlo a cabo, aún pudiendo ser legal, también puede suponer una barbaridad educativa. En principio, este traslado conlleva una reducción del número de plazas públicas de alojamiento para menores. En concreto, 15 plazas de Los Pilares, que son residenciales, pasarán a ser para los menores de Primera Acogida. Anteriormente, en el traslado del Materno al Fundoma, se perdieron 2 plazas. Preocupa el devenir cuando la tendencia parece apuntar a la privatización, al traspaso de la protección de menores a centros colaboradores.

Desde Podemos Asturies pedimos al Gobierno asturiano que no se precipite, que escuche a los profesionales, que tenga en cuenta sus criterios a la hora de abordar la reorganización de la Unidad de Primera Acogida, y su participación en la elaboración del proyecto socioeducativo del Centro. Es necesario poner en valor los centros públicos y los equipos de profesionales que trabajan en ellos, en lugar de desprestigiar y menospreciar las decisiones que toman en beneficio del bien superior del menor.

martes, 13 febrero, 2018|