Emilio León: «Javier Fernández está más preocupado por reescribir sus memorias a golpe de titulares que por la política industrial»

Portada » blog » Emilio León: «Javier Fernández está más preocupado por reescribir sus memorias a golpe de titulares que por la política industrial»

Emilio León: «Javier Fernández está más preocupado por reescribir sus memorias a golpe de titulares que por la política industrial»

«Javier Fernández está más preocupado por reescribir sus memorias a golpe de titulares y de declaraciones públicas, y por celebrar que Pedro Sánchez se acerque a Mariano Rajoy, que por la política industrial y por la situación que están viviendo, de facto, las ciudadanas y ciudadanos asturianos». Emilio León valora en esos términos la actitud del presidente asturiano en relación con la crisis financiera del Grupo Duro Felguera y con los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) relativos a nuestra comunidad autónoma. El portavoz del Grupo Parlamentario de Podemos Asturies y la diputada Lorena Gil ofrecieron esta mañana una rueda de prensa en el Parlamento asturiano para anunciar el registro de una solicitud urgente de información «con el fin de conocer la gestión del Gobierno asturiano, y en particular del presidente Fernández, en la crisis de Duro Felguera».

El portavoz y la diputada Lorena Gil piden al Gobierno que explique «la implicación del presidente en la gestión de la crisis de Duro Felguera»

Emilio León advirtió de que los datos de la EPA evidencian que la reactivación en Asturies «tiene pies de barro en cuanto a generación de empleo y a que se trata de empleo de baja calidad en el que sigue mandando la precariedad. No vale de nada celebrar magros resultados cuando lo que estamos viendo es una pérdida de población activa y que aumenta la precariedad». Recalcó que «necesitamos un modelo industrial, del cual carece claramente la FSA, que por un lado renuncia a utilizar los instrumentos disponibles, como demostró con su negativa en la negociación presupuestaria a recurrir a la compra y contratación pública y responsable para reforzar el tejido empresarial de pequeño y mediano tamaño, y por otro lado renunció en su momento a instrumentos de gestión económica entregando la financiación de las empresas del sector industrial a los fondos especulativos». Por ello, ironizó, «al final a Fernández sólo le queda ponerle una vela a ‘San Rajoy’ o a ‘San Fondos Especulativos’».

«Javier Fernández, que no pierde ocasión para hacer declaraciones sobre Cataluña y el traslado de empresas, en ningún momento puso límites al proceso de privatización y a la reconversión industrial que protagonizó Carlos Solchaga», lamentó en referencia al ex ministro socialista de Economía y de Industria que cobró protagonismo en la crisis de Duro Felguera en los últimos años. Tampoco aludió a «el Partido Popular de la Gürtel y de Caunedo, del que tampoco hemos escuchado soluciones, porque no las tienen. Cada cuatro días vemos a Mercedes Fernández diciendo barbaridades respecto al patrimonio inmaterial de los asturianos y asturianas, denigrando nuestra lengua. Todavía no hemos escuchado las propuestas del PP en materia de política industrial ni qué es lo que debe suceder con Duro Felguera, de la que dependen cerca de 2.400 puestos de trabajo».

Lorena Gil, por su parte, recordó, en referencia a la crisis del Grupo Duro Felguera, que «su situación de dificultad financiera se ha visto agravada por sus dificultades para devolver la deuda, no siendo capaz de llegar a un acuerdo con sus acreedores ni en el primer plazo de refinanciación, en setiembre pasado, ni en el segundo, que terminaba el 15 de enero». La banca ha dado un nuevo plazo, que vence el 15 de abril, y la formación morada quiere detalles de «la implicación en primera persona de Javier Fernández para evitar, decían, la quiebra del grupo industrial asturiano y que conocíamos a través de medios de información económica a nivel estatal que se referían a varias reuniones mantenidas con el empresario Blas Herrero».

La diputada resaltó que, «además de los puestos de trabajo de la empresa centenaria probablemente más representativa del sector industrial asturiano, está en cuestión la ausencia de un modelo de política industrial y el modelo de ‘puertas giratorias’, con las nefastas consecuencias que genera para la industria». Porque la crisis de Duro Felguera «es coincidente con la permanencia del ex ministro socialista Carlos Solchaga en el consejo de administración. El resultado de sus siete años podrá ser estudiado en las escuelas de negocios como ejemplo de la forma en la que un profesional de la política contribuye a descapitalizar una empresa centenaria». Con él, entre 2011 y 2016, la situación financiera del grupo «se deterioró en 609 millones de euros y su capitalización bursátil pasó de 808 millones en 2011 a 52,8 millones al cierre de 2017, lo que supone una caída del 93,4% de su valor».

Lorena Gil comentó que «si algo llama especialmente la atención del paso por el consejo de administración de Solchaga, quien por cierto cobró una remuneración media anual de 120.000 euros, es el momento elegido para abandonar el barco. A los siete años de su llegada presentó su dimisión a la junta de accionistas y el grupo anunció un acuerdo con sus acreedores para renegociar su deuda». Así las cosas, «preguntaremos al Gobierno asturiano si Javier Fernández está en consultas con el ex ministro Carlos Solchaga en este proceso de gestión de la crisis de Duro Felguera».

viernes, 26 enero, 2018|